Skip to content


Cultura y mestizaje en el país

El Viceministro de Descolonización desafió a debatir si el sector mestizo de la población tiene una cultura propia. Para dar una respuesta, hay que considerar el concepto de cultura y se llega a la conclusión de que no hay un ser humano que no posea la suya.
Cultura es la forma en que un grupo humano, ubicado en determinado espacio temporal y geográfico, percibe los fenómenos que se producen a su alrededor, los siente, los procesa a través de una forma común de pensar y, en consecuencia, actúa.
Cualquier colectividad posee, por tanto, su propia cultura, y quedó demostrado científicamente que no hay una que sea superior a otra. Lo que sí es evidente es que hay algunas que llevan mucho más tiempo que otras, pero la cultura es inherente al ser humano.
Sostener lo contrario, como lo sugirió la autoridad en cuestión, es presuponer que un imbécil como Adolfo Hitler tenía razón: que hay hombres superiores a otros.
El término mestizo, en referencia a la cultura y a los hechos espirituales, alude a elementos provenientes de la mezcla de culturas distintas.
En los tiempos que corren, por mucho que pese a quien pese, con el avance de la tecnología y las comunicaciones, se produjo una profunda interrelación entre conjuntos de personas que residen en puntos muy distantes entre sí. Buena o mala, la globalización despersonalizó, si cabe el término, a las culturas ubicadas en lugares remotos o aislados, que influyen a todas las demás, y éstas, a su vez, reciben la influencia de otras.
En conclusión, en el mundo, no hay ser humano sin cultura y no hay una mejor que otra.
Así, despreciar a quien está cerca de uno equivale a, valga la reiteración, creer erróneamente que hay individuos y, por ende, culturas superiores, o sea, ir en contra de la ciencia, de la más elemental lógica y, nuevamente, dar la razón a Hitler.
Otra cosa es que cada quien se sienta orgulloso de su ser, de su acervo, sus tradiciones, su idioma, su religión, y una muy distinta es considerarse superior; eso es llana y sencillamente un error.
Y de esos errores se desencadenaron las peores calamidades que sufrió la humanidad: guerra, exterminio étnico, esclavitud, colonialismo… La historia está llena de esos casos que, en su mayoría, tuvieron como víctimas a las etnias que alcanzaron menores niveles de desarrollo tecnológico.
Así, los aymaras fueron víctimas de las invasiones quechuas y de los españoles, pero ambas culturas dejaron su impronta en la estructura mental de los vencidos.
Ahora bien, en los tiempos actuales se puede hablar de una cultura mestiza paceña, por supuesto que sí. Una colectividad que es orgullosa de sus ancestros aymaras, que incorporó elementos de esa vigorosa nación y que se nutrió del aporte español-europeo. El resultado es una comunidad vigorosa que sabe lo que quiere y hacia dónde va. Lo mismo puede decirse de la cultura boliviana, con profundas raíces originarias.

El Viceministro de Descolonización desafió a debatir si el sector mestizo de la población tiene una cultura propia. Para dar una respuesta, hay que considerar el concepto de cultura y se llega a la conclusión de que no hay un ser humano que no posea la suya.

Cultura es la forma en que un grupo humano, ubicado en determinado espacio temporal y geográfico, percibe los fenómenos que se producen a su alrededor, los siente, los procesa a través de una forma común de pensar y, en consecuencia, actúa.

Cualquier colectividad posee, por tanto, su propia cultura, y quedó demostrado científicamente que no hay una que sea superior a otra. Lo que sí es evidente es que hay algunas que llevan mucho más tiempo que otras, pero la cultura es inherente al ser humano.

Sostener lo contrario, como lo sugirió la autoridad en cuestión, es presuponer que un imbécil como Adolfo Hitler tenía razón: que hay hombres superiores a otros.

El término mestizo, en referencia a la cultura y a los hechos espirituales, alude a elementos provenientes de la mezcla de culturas distintas.

En los tiempos que corren, por mucho que pese a quien pese, con el avance de la tecnología y las comunicaciones, se produjo una profunda interrelación entre conjuntos de personas que residen en puntos muy distantes entre sí. Buena o mala, la globalización despersonalizó, si cabe el término, a las culturas ubicadas en lugares remotos o aislados, que influyen a todas las demás, y éstas, a su vez, reciben la influencia de otras.

En conclusión, en el mundo, no hay ser humano sin cultura y no hay una mejor que otra.

Así, despreciar a quien está cerca de uno equivale a, valga la reiteración, creer erróneamente que hay individuos y, por ende, culturas superiores, o sea, ir en contra de la ciencia, de la más elemental lógica y, nuevamente, dar la razón a Hitler.

Otra cosa es que cada quien se sienta orgulloso de su ser, de su acervo, sus tradiciones, su idioma, su religión, y una muy distinta es considerarse superior; eso es llana y sencillamente un error.

Y de esos errores se desencadenaron las peores calamidades que sufrió la humanidad: guerra, exterminio étnico, esclavitud, colonialismo… La historia está llena de esos casos que, en su mayoría, tuvieron como víctimas a las etnias que alcanzaron menores niveles de desarrollo tecnológico.

Así, los aymaras fueron víctimas de las invasiones quechuas y de los españoles, pero ambas culturas dejaron su impronta en la estructura mental de los vencidos.

Ahora bien, en los tiempos actuales se puede hablar de una cultura mestiza paceña, por supuesto que sí. Una colectividad que es orgullosa de sus ancestros aymaras, que incorporó elementos de esa vigorosa nación y que se nutrió del aporte español-europeo. El resultado es una comunidad vigorosa que sabe lo que quiere y hacia dónde va. Lo mismo puede decirse de la cultura boliviana, con profundas raíces originarias.

Por Redaccion central – La Prensa, 16/08/2012.

Os vídeos e os textos postados assinados por seus autores e os noticiosos e de outros sites lincados são de inteira responsabilidade dos mesmos não representando no todo ou em parte posicionamentos do Nação Mestiça. Divulgue este site.

Posted in Mestiçofobia | Desmestiçagem, Multiculturalismo.

Tagged with , , , .


0 Responses

Stay in touch with the conversation, subscribe to the RSS feed for comments on this post.



Some HTML is OK

or, reply to this post via trackback.

Comments Protected by WP-SpamShield Anti-Spam