Skip to content


Ejecutivo contradice Declaración de Durban al negar mestizaje y religión

La Declaración y Programa de Acción de Durban sobre la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia, dictada en Sudáfrica en 2001 y de la cual es signataria Bolivia como miembro de la Organización de Naciones Unidas (ONU), estaría siendo desconocida por el Gobierno central al no incluir criterios sobre mestizaje y religión en el Censo Nacional de Población y Vivienda.
La aseveración fue emitida por la senadora de Convergencia Nacional (CN) Centa Reck, quien respondió así al discurso del oficialismo y las autoridades del Ejecutivo sobre la polémica generada en relación a la pertenencia e identidad étnica – cultural.
Ayer, el viceministro de Descolonización, Félix Cárdenas, retaba a los ciudadanos que se afirman como mestizos a probar su existencia, en el sentido de poseer raíces, territorio, lengua y cultura identificada. “Quienes se consideran mestizos que sustenten si existe un territorio mestizo, un idioma mestizo, una religión mestiza, una cultura mestiza. Yo soy aymara y tengo lengua aymara, territorio aymara”, declaró a los medios de comunicación.
Sobre el mestizaje, la Declaración de Durban, que es la base de la Ley 045 de Lucha contra el Racismo y toda forma de Discriminación, promulgada por el gobierno de Evo Morales, cita que existe una segregación oculta contra esta parte de la población y negarla valdría una suerte de “negación de su existencia”.
El artículo 56 de los orígenes, causas, formas y manifestaciones contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia e intolerancia conexa cita: “Reconocemos la existencia en muchos países de una población mestiza con diversos orígenes étnicos y raciales y su valiosa contribución a la promoción de la tolerancia y el respeto en esas sociedades, y condenamos la discriminación de que es víctima, especialmente porque la naturaleza sutil de esa discriminación puede hacer que se niegue su existencia”.
Otro tema que fue descartado en la boleta censal que se aplicará este 21 de noviembre, es la religión que los bolivianos profesan. Para las autoridades el tema no tiene importancia y no se aplica en un Estado declarado laico, aunque la Carta Magna sí reconoce los cultos y credos que la población profesa.
En la Declaración de Sudáfrica sobre los Derechos Humanos, el punto ocho ratifica la importancia de la fe espiritual. “Reconocemos que la religión, la espiritualidad y las creencias desempeñan un papel central en la vida de millones de mujeres y hombres, en el modo en que viven y en el modo en que tratan a otras personas. La religión, la espiritualidad y las creencias pueden contribuir a la promoción de la dignidad y el valor inherentes de la persona humana y a la erradicación del racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia”.
El censo en Bolivia será aplicado con 49 preguntas para definir la nueva radiografía de la población, sus necesidades y proyecciones. Más allá del debate sobre algunos tópicos de carácter individual, los resultados generales influirán directamente en la redistribución de recursos para las regiones dentro de las cuatro formas de administración estatal y la asignación de escaños dentro de la Asamblea Legislativa.

La Declaración y Programa de Acción de Durban sobre la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia, dictada en Sudáfrica en 2001 y de la cual es signataria Bolivia como miembro de la Organización de Naciones Unidas (ONU), estaría siendo desconocida por el Gobierno central al no incluir criterios sobre mestizaje y religión en el Censo Nacional de Población y Vivienda.

La aseveración fue emitida por la senadora de Convergencia Nacional (CN) Centa Reck, quien respondió así al discurso del oficialismo y las autoridades del Ejecutivo sobre la polémica generada en relación a la pertenencia e identidad étnica – cultural.

Ayer, el viceministro de Descolonización, Félix Cárdenas, retaba a los ciudadanos que se afirman como mestizos a probar su existencia, en el sentido de poseer raíces, territorio, lengua y cultura identificada. “Quienes se consideran mestizos que sustenten si existe un territorio mestizo, un idioma mestizo, una religión mestiza, una cultura mestiza. Yo soy aymara y tengo lengua aymara, territorio aymara”, declaró a los medios de comunicación.

Sobre el mestizaje, la Declaración de Durban, que es la base de la Ley 045 de Lucha contra el Racismo y toda forma de Discriminación, promulgada por el gobierno de Evo Morales, cita que existe una segregación oculta contra esta parte de la población y negarla valdría una suerte de “negación de su existencia”.

El artículo 56 de los orígenes, causas, formas y manifestaciones contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia e intolerancia conexa cita: “Reconocemos la existencia en muchos países de una población mestiza con diversos orígenes étnicos y raciales y su valiosa contribución a la promoción de la tolerancia y el respeto en esas sociedades, y condenamos la discriminación de que es víctima, especialmente porque la naturaleza sutil de esa discriminación puede hacer que se niegue su existencia”.

Otro tema que fue descartado en la boleta censal que se aplicará este 21 de noviembre, es la religión que los bolivianos profesan. Para las autoridades el tema no tiene importancia y no se aplica en un Estado declarado laico, aunque la Carta Magna sí reconoce los cultos y credos que la población profesa.

En la Declaración de Sudáfrica sobre los Derechos Humanos, el punto ocho ratifica la importancia de la fe espiritual. “Reconocemos que la religión, la espiritualidad y las creencias desempeñan un papel central en la vida de millones de mujeres y hombres, en el modo en que viven y en el modo en que tratan a otras personas. La religión, la espiritualidad y las creencias pueden contribuir a la promoción de la dignidad y el valor inherentes de la persona humana y a la erradicación del racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia”.

El censo en Bolivia será aplicado con 49 preguntas para definir la nueva radiografía de la población, sus necesidades y proyecciones. Más allá del debate sobre algunos tópicos de carácter individual, los resultados generales influirán directamente en la redistribución de recursos para las regiones dentro de las cuatro formas de administración estatal y la asignación de escaños dentro de la Asamblea Legislativa.

De El Diário, 15/08/2012.

Os vídeos e os textos postados assinados por seus autores e os noticiosos e de outros sites lincados são de inteira responsabilidade dos mesmos não representando no todo ou em parte posicionamentos do Nação Mestiça. Divulgue este site.

Posted in Mestiçofobia | Desmestiçagem, Multiculturalismo.

Tagged with , .


0 Responses

Stay in touch with the conversation, subscribe to the RSS feed for comments on this post.



Some HTML is OK

or, reply to this post via trackback.

Comments Protected by WP-SpamShield Anti-Spam